Descripción:

El proceso de elaboración de este aceite comienza en el cultivo del olivar con rigurosos controles fitosanitarios del olivo y su fruto: la aceituna.
Después de una cuidadosa recolección, llevada a cabo según el grado de madurez de cada variedad, se seleccionan únicamente las aceitunas del vuelo del árbol y se llevan al molino (almazara) una vez recogidas, para molturarlas inmediatamente después de entrar, evitando así que se dañen.

Tras la molturación, unos minutos de batido de la masa a temperatura ambiente, no más de 30º centígrados, después pasa al decánter mecánico de dos fases, ecológico porque no produce alpechín.
Ya separado lo sólido de lo líquido, el alperujo del aceite, éste pasa por una centrifugadora vertical para limpiarlo de partículas sólidas que puedan quedarle, a continuación los decánter naturales para quitarle la humedad que contenga, y de aquí al trujal, depósitos subterráneos para evitar la luz, las altas temperaturas y el contacto con el aire.

Del trujal se escogerá una muestra que se llevará al Panel de Cata del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Priego de Córdoba, para su catalogación.
Una esmerada selección de los aceites mejores catalogados llevarán por nombre: Señorío de Vizcántar.
Especialmente recomendado a personas que quieren disfrutar comiendo. Se puede tomar solo, en las tostadas del desayuno, como aderezo de ensaladas, como ingredientes de algunos guisos, y es ideal para la fritura por la presencia de antioxidantes y por su riqueza en ácido oleico.

Últimos Premios:

SIAL Canadá 2.013, Medalla de Plata frutados verdes medios. Cuyoliva Internacional 2.013, Mendoza (Argentina), Olivo de Oro. Leone d’Oro dei Mastri Oleari, Italia 2.013 frutados verdes intensos.

Aceites Vizcántar, Expositor en Aovesol 2014