Descripción:

Piedad de Yturbe, Marquesa de Belvís de las Navas, y su marido el príncipe Max de Hohenlohe se instalaron en esta costa tan maravillosa durante los años 40. Primero Marbella fue su hogar y poco después emergió el Marbella Club, el exclusivo punto de encuentro que vertebró la época dorada de la Costa del Sol. Hoy día continuamos con la tradición familiar de vivir y emprender en esta parte del mundo y estamos orgullosos de haber reavivado este olivar centenario que acoge variedades de aceituna todavía por catalogar. Belvís de las Navas es el primer aceite de oliva virgen extra ecológico de Marbella y estamos encantados de poder compartir una creación tan personal.

El Proceso – Recuperando un antiguo olivar tras décadas de abandono nos encontramos variedades de olivo no catalogadas hasta la fecha. Entre estas variedades se halla una muy especial, en particular para la molturación. Este fortuito hallazgo nos abre por primera vez la posibilidad de disfrutar de un coupage singular y casi olvidado por el tiempo. Junto a estas variedades particulares predomina la Hojiblanca, Zorzaleña, Verdial Vélez Málaga, Manzanilla Aloreña y diversas clases de Acebuchina salvaje. Nuestra diversidad de aceitunas hace posible obtener un aceite muy complejo que desprende aromas de hierba fresca recién cortada, alcachofa y tomatera con notas de almendra. Estos atributos se perciben de manera intensa al haber sido recolectada la aceituna en su momento óptimo y en condiciones de elaboración de baja temperatura.

El Aceite – Aceite de Oliva Virgen Extra Ecológico. En boca, presenta intensidades medias de picante y amargo, lo que hace de él un aceite equilibrado. Nuestra aceituna es molturada todos los días de cosecha, conservando de esta manera sus propiedades organolépticas y físicoquímicas intactas. En estas últimas destacan los polifenoles, aportados en gran parte por la Acebuchina haciendo que este “zumo” de aceituna sea único.

El Terreno – Nuestros olivos crecen encaramados sobre las vertientes de la Sierra de Las Nieves de Istán desde donde se avistan las costas de Marbella hasta el Estrecho de Gibraltar. Los olivos se desarrollan en sistema tradicional de secano bajo un manejo ecológico, lo que evidencia el respeto por el medio ambiente. El aceite de oliva virgen extra que producen es único ya que encierra distintas clases de Acebuchina salvajes que se armonizan con una sorprendente diversidad de aceitunas inéditas que solamente se encuentran en este enclave.

 

 

Belvis de las Navas Expositor en Aovesol 2015