Descripción:

Venta del Barón acude a la leyenda del Barón de Santaella para dar nombre a este virgen extra único.
Según esta, el Barón de Santaella fue condenado por Enrique III a construir la torre de Malmuerta en castigo por la muerte de su mujer en un arrebato de celos. Sus descendientes, desposeídos del título, se instalaron en la Sierra de Priego y allí se dedicaron durante generaciones al cultivo y molturación de las aceitunas de la sierra, extrayendo de ellas un aceite de oliva virgen extra, dulce, ligeramente afrutado y de tan extraordinaria calidad que el propio rey, al probarlo, decidió restituirle el título de “Barón” al ventero.

En plena Sierra de Priego las cuadrillas de artesanos recolectores se adelantan al tiempo desprendiendo a mano una selección de las primeras aceitunas verdes de cada campaña. Las variedades Hojiblanca y Picuda van cayendo al manto bajo el olivo y se libran de hojas y ramas antes de cargarlas en cajas especiales para que el peso de las olivas no dañe los frutos.
Los recolectores lo llaman “peinar” y ordeñar el olivo. En nuestra familia lo llamamos sabiduría y respeto a una tradición que cuenta con casi 3.000 años en la historia.

La Almazara de Muela en Priego de Córdoba, es el final del camino para todos los recolectores. La molturación se lleva a cabo en frío, reduciendo el tiempo de extracción y seleccionando sólo la flor del aceite, según las estrictas normas de la Denominación de Origen Priego de Córdoba. Esta molturación se produce tan solo unas horas después de la recogida (menos de 15h), para preservar todos sus aromas.

El resultado es un aceite denso y luminoso que sólo representa el 10% de lo que otros otros sistemas pueden extraer. Es el primer zumo del fruto virgen, la flor de todos los aceites. que reposa quince días para decantar, por gravedad, y convertirse en un auténtico “Oleum ex Albis Ulivis” (aceite procedente de aceitunas verdes)
Especialmente recomendado a personas que quieren disfrutar comiendo. Se puede tomar solo, en las tostadas del desayuno, como aderezo de ensaladas, como ingredientes de algunos guisos, y es ideal para la fritura por la presencia de antioxidantes y por su riqueza en ácido oleico.

Mueloliva, Venta del Barón Expositor en Aovesol 2015