AoveSol 2017 implica a sus visitantes en el aceite de oliva virgen extra

La tercera edición de AoveSol, la Feria Temática del Aceite de Oliva Virgen Extra de la Costa del Sol cerró ayer cumpliendo uno de sus principales objetivos: difundir las virtudes del denominado ‘oro líquido’ entre los asistentes. Al cierre del evento, se contabilizaron 1.508 visitantes adultos y 498 niños durante los tres días de celebración, con lo que se superaron los dos millares de personas en el Palacio de Congresos de Torremolinos.

De todos esos asistentes, 412 asistieron a las 14 catas guiadas de aceite de oliva virgen extra (AOVE) que se desarrollaron a lo largo de los tres días de la feria. Por su parte, los 6 ‘showcookings’ que se celebraron (dos por cada día) sumaron más de 300 asistentes, mientras que las conferencias y mesas redondas aglutinaron a más de 200 personas.

Además, el público infantil, uno de los grandes protagonistas de AoveSol 2017 participó también muy activamente en los distintos talleres de cocina o de pan y en las elaboraciones en vivo de aceite de oliva mediante el método Abencor. En concreto, fueron 249 los niños que participaron en algunas de estas actividades.

En total, 1.253 asistentes se contabilizaron en las actividades preparadas por la organización en esta tercera edición, que buscó un escenario idóneo para este importante aspecto formativo, como es el Palacio de Congresos de Torremolinos. A este respecto, el director técnico de AoveSol, Francisco Lorenzo Tapia, se mostró satisfecho “por implicar a los asistentes en el aceite de oliva virgen extra, su cultura y su patrimonio, y, al mismo tiempo, divulgar las virtudes saludables del ‘oro líquido’ en el contexto de la Dieta Mediterránea”.

Lorenzo Tapia indicó que se ha trabajado concienzudamente en el programa de actividades para conseguir a grandes profesionales del mundo del aceite de oliva virgen extra, en distintos ámbitos, “entre ellos, representantes de cuatro universidades andaluzas, como Málaga, Jaén, Córdoba y Sevilla”, que abordaron temas tan importantes como los aspectos saludables del AOVE.

AoveSol 2017, que ha estado patrocinada por Sabor a Málaga, marca de la  Diputación de Málaga, y que ha contado con la colaboración de la Diputación de Jaén y la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, también contó con una importante representación de empresas del sector oleícola. De los 55 expositores presentes en esta edición, la mayoría eran almazaras de las distintas provincias andaluzas. Las que más estuvieron representadas fueron las provincias de Jaén y Málaga, si bien también estuvieron otras empresas productoras de aceite de oliva virgen extra de Córdoba, Sevilla, Granada, Almería o Cádiz.

Igualmente, también estuvieron representadas distintas denominaciones de origen protegidas como las de Priego de Córdoba, Sierra Mágina, Baena, Estepa, Poniente de Granada, Montoro-Adamúz, Antequera o Lucena.

El presidente del Comité Organizador de AoveSol, José Luis Bergillos, aseguró que se trata de “una amplia selección de expositores que representan lo mejor del aceite de oliva virgen extra de Andalucía”. De esa forma, confirmó que se trata de “la mayor feria de aceite de oliva virgen extra pensada para el consumidor”.  A lo largo de las tres jornadas, los expositores no sólo pudieron vender directamente su productos sino también hacer contactos entre el público asistente, especialmente motivado por el ‘oro líquido’ “a tenor de la participación en las diversas actividades paralelas propuestas”, añadió Bergillos.

Por otra parte, Bergillos se mostró también muy satisfecho por la recaudación de las entradas, ya que la mitad irá destinada en aceite de oliva virgen extra al Comedor de Santo Domingo. No en vano, al final de la jornada los responsables de esta asociación benéfica de Málaga se pudieron llevar buena parte del AOVE de los distintos expositores, a lo que habrá que añadir el que enviarán en los próximos días los distintos productores por distintos medios directamente a la sede del comedor social.

En la última jornada, celebrada ayer tarde, también se dieron a conocer los premios de los distintos concursos celebrados en el marco de AoveSol 2017. Por un lado, se dieron a conocer los mejores aceites de oliva virgen extra, los mejores expositores y los mejores diseños, según el público. Así, el monovarietal hojiblanca de Cien Caños, de Villanueva del Trabuco (Málaga) fue distinguido como el mejor AOVE, mientras que el mejor diseño para envase fue para Verde Esmeralda (Jaén). Por último, el stand más valorado tuvo que ser compartido por Aceites Mudéjar, de Monda (Málaga) y por Oleícola Jaén, que empataron a votos. Además, se realizó un sorteo entre los votantes de este concurso con un premio consistente en un lote de productos selectos presentes en AoveSol 2017.

Además, en la jornada de ayer también se anunció el ganador del primer Concurso de Fotografía AoveSol. Durante el acto se anunció el fallo del jurado, compuesto por Antonio Palomino, Pablo Blanes y Javier Almellones. El ganador fue Vicente Guill Fuster, de Castalla (Alicante), con la fotografía titulada ‘En familia’, que fue valorada por su acertada composición en torno a la cosecha tradicional de la aceituna. El premio consiste en un lote de productos con aceite de oliva virgen extra valorado en 250 euros.