Feliciano Priego, coordinador científico del Proyecto Aristoil