Francisco Lorenzo en su ponencia